sábado, 12 de julio de 2008

John Donne, un descubrimiento

La lectura atenta de la Historia de la literatura universal de Riquer y Valverde, que recomendaba hace poco, no sólo permite apreciar características nuevas de los autores que uno conoce, sino que le descubre algunos nuevos. Tal es mi caso con John Donne, poeta metafísico inglés del que los sabios dicen que "renueva totalmente la poesía inglesa, inaugurando una lírica digna de venir detrás de la experiencia shakespeariana".

Un ejemplo de un par de versos:

I wonder, by my troth, what thou, and I
did, till we lov'd? were not wean'd till then?

(Me pregunto, a fe mía, ¿qué hicimos tú y yo hasta amarnos? ¿No nos destetaron hasta entonces?)

Podría perfectamente ser el pensamiento de un poeta de nuestros días.

Pero además, John Donne fue un excelente autor de sermones, "por los que Donne es probablemente el mejor prosista inglés de su época", según los citados profesores. Un ejemplo clarísimo es esta increpación al ateo:

I respite thee but a few houres, but six houres, but till midnight. Whake then; and then darke, and alone, Heare God ask thee then, remember that I asked thee now, Is there a God? and if thou darest, say, No.

(Te concedo sólo unas pocas horas, sólo seis horas, sólo hasta medianoche. Despierta entonces, y entonces oscuro, y solo, escucha a Dios preguntarte entonces, acuérdate que te pregunté ahora, ¿Hay Dios? y si te atreves, di: No.) Por cierto, que esta traducción me parece mejorable.

Lo dicho, todo un descubrimiento.

1 comentario:

leo-cranc dijo...

Joer!!! Leiendo inglés antiguo. Que nivel.